¿Qué NO hacer si te encuentras con una tortuga marina?

Las tortugas marinas pertenecen a un reptil llamado testudines, que incluye todo tipo de tortugas y galápagos. Estas impresionantes criaturas vienen en todos los tamaños y formas además de vivir en varios entornos diferentes.

Con casi solo 6,5 millones de tortugas marinas quedando en estado salvaje y 5600 tortugas muriendo cada año debido a la pesca y la contaminación, hemos realizado una guía sencilla sobre qué no hacer cuando te encuentras con una tortuga marina para no causarlas ningún daño:

No les persigas

Si te encuentras con tortugas marinas, mantente fuera de su camino. No pongas las manos sobre la tortuga ni cerca de ella. Cualquier distracción puede asustarlas o desorientarlas.

No hagas fotos

La luz también puede causar una alteración importante en el comportamiento natural de las tortugas. No utilices linternas ni flash.

No intentes tocarles

No olvides manejar o montar la tortuga marina. Además de ser ilegal, puede dañar a la tortuga.

No alimentes a las tortugas

Si encuentras una tortuga marina, no les des comida. Pueden contraer una enfermedad y hacerlos más vulnerables al daño de las personas.

Tortuga marina muerta encontrada en el Mar Báltico.

Si te encuentras con una tortuga muerta, enferma o herida, o si ves a alguien molestando un nido o una tortuga, llama a las autoridades locales o a la policía.

Dato curioso: "Las tortugas marinas rara vez abandonan el océano, excepto para poner huevos en la arena".